viernes, 18 de febrero de 2011

Fiscales de EEUU investigan irregularidades en los embargos de casas





PODRÍAN VIOLAR LA LEY



Los fiscales generales de 49 de los 50 estados de EEUU realizarán una investigación conjunta de la industria hipotecaria tras la polémica en torno a los llamados "robos signatarios", según la Asociación Nacional de Fiscales Generales de EEUU (NAAG, por sus siglas en inglés).



 EFE



"Recientemente ha salido a la luz que algunas entidades hipotecarias han realizado declaraciones juradas o firmado ejecuciones hipotecarias de manera defectuosa", afirmó la NAAG en un comunicado, en el que detalla que al parecer esos documentos "fueron firmados por personas que no tenían conocimiento sobre los hechos".


Estos delitos, conocidos por el nombre de "robos signatarios", suponen que personas empleadas por firmas hipotecarias o intermediarias preparan y firman los documentos que justifican la ejecución de la hipoteca sin una cuidadosa verificación de los documentos.


Las irregularidades detectadas en algunos de esos procesos de ejecuciones de hipotecas han causado que muchos estadounidenses hayan perdido sus casas, cuando no habría sido así de haber examinado correctamente los documentos.


Según la NAAG, la investigación se realizará de manera conjunta con los bancos estatales y las entidades encargadas de regular las hipotecas del país para así hacerse cargo de este tema de la manera más "eficiente y constante posible".


A excepción de Alabama, los fiscales generales de los 50 estados del país han lanzado esta campaña conjunta para investigar las acusaciones de "robos signatarios", que a su juicio pueden "constituir un acto engañoso, una práctica injusta o violar la ley".
Ese banco, junto a GMAC Mortgage, la unidad hipotecaria de Ally Financial, anunció hace dos semanas la suspensión de la venta de casas bajo ejecución hipotecaria en 23 estados, específicamente en aquellos en los que se requería un trámite en los tribunales para revisar los documentos.


La presión por parte de las autoridades hacia la industria hipotecaria llevó también al mayor banco estadounidense, Bank of America, que es a su vez uno de los mayores prestamistas hipotecarios de este país, a suspender las ventas de viviendas bajo ejecución de hipoteca en todo el país para verificar los documentos de ejecución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada